¿CONOCES A JERRY THOMAS?

Si eres barman, probablemente sabes muy bien quién es Jerry Thomas.

En este caso, será interesante saber qué opinas de lo que vas a leer.

Si aún no lo sabes, estás a punto de descubrirlo.

Y no te lo puedes perder, porque este hombre no es hombre comun.

JERRY NO ERA DEL TIPO TRANQUILO

Puedes encontrar la historia de su vida en casi todas partes.

Y, como suele ocurrir en estos casos, es una mezcla de realidad y leyenda.

Pero las diferentes versiones coinciden en un elemento: Jerry no era exactamente del tipo calladito y tranquilo.

Antes de ser bartender, era alguien a quien le gustaba la aventura.

Por eso su biografía también es interesante.

Ya lo veremos pero, antes de todo, tienes que saber que Jerry Thomas fue el primero en escribir un texto de coctelería, el primero en crear un manual de lo que hoy llamaríamos mixología, el primero en superar la “tradición oral” de los clásicos de la coctelería.

EL PADRE DE LA MIXOLOGÍA

Es por eso que muchos lo consideran como el primer bartender de la historia, el padre de la mixología, el profesor de la coctelería (lo que era su apodo ya en aquel momento).

Jerry no es literalmente el primer bartender de la historia.

Pero, sin duda, fue él quien inició ese proceso de reconocimiento y profesionalización de la mezcla de bebidas alcohólicas como un proceso creativo que derivó en la extraordinaria variedad y calidad de la oferta en la coctelería de nuestro tiempo.

No es casualidad que muchas coctelerías de todo el mundo se inspiran en su figura (véase, por ejemplo, el Jerry Thomas – Speakeasy Rome).

Bartender's Guide
The Bartender's Guide
SU LIBRO: «THE BARTENDER’S GUIDE»

Fue en 1862, de hecho, cuando Jerry Thomas (nacido en 1830) escribió «The Bar-Tender’s Guide», con más de doscientas recetas a las que se suman las decenas añadidas en las versiones actualizadas de 1876 y 1887.

En su interior podemos ver el abundante uso que se hace del agua hirviendo, la leche y los huevos en la elaboración de cócteles que a menudo son bebidas calientes.

El texto comienza con una regla estricta: «El primer objetivo de un bartender eficiente es satisfacer a su cliente» (y prestar atención a sus gustos).

Pero es la premisa que nos interesa porque ahí nos habla de su filosofía de vida: “Esta es una Era de Progreso”, comienza Thomas, subrayando la importancia del genio y la inventiva en el contexto de una sociedad en plena evolución.

La popularidad, el éxito y la gloria, adquiridos a través de la observación, el estudio y la innovación, son elementos que afloran desde el principio de su libro.

Este es él.

Está claro que, además, que para Thomas, el bartender no es solo un tipo que se para detrás de una barra y responde a las solicitudes de los clientes.

Para Thomas el bartender es un creador, el equivalente a un chef en la cocina.

Thomas es increíblemente moderno en su forma de pensar.

Blue Blazer Cocktail
THE BLUE BLAZER, EL PRIMER CÓCTEL «FLAMING»

En su libro se pueden encontrar muchas recetas en desuso y muchas otras que siguen siendo populares.

Se encuentra el mítico “Whisky Cocktail”, prácticamente el actual «Old Fashioned«.

Pero también el histórico Manhattan, el Tom Collins y el Martinez – según algunos precursores del Gin Martini por la presencia de ginebra y vermú, aunque en proporciones completamente diferentes.

Juntos a cócteles que hoy nunca se propondrían, como el «hiper calórico» «Pousse l’Amour«, preparado en capas con el rojo de un huevo rodeado de una gran cantidad de cordial de vainilla, maraschino y una cucharada de brand; o el «Egg Nog for a Party», megacóctel grupal que implica el uso de veinte huevos enteros, más de nueve litros de leche, además de azúcar, brandy y ron.

 

En fin, por supuesto, está el Blue Blazer, el cóctel icónico inventado por Jerry Thomas y considerado el primer cóctel «flameado».

No es de extrañar que se represente casi siempre a Thomas mezclando este extravagante cóctel.

Según la indicación de Thomas, para preparar un Blue Blazer, son necesarios dos recipientes de plata, uno con whisky y el otro con agua hirviendo.

Thomas solía encender el whisky y luego pasarlo cuatro o cinco veces al otro recipiente y viceversa, creando el efecto de «fuego líquido» en el pasaje.

Finalmente, vertía el contenido en un vaso con una cucharadita de azúcar.

Pero, como decíamos, aparte de un estilo que no se puede replicar hoy en día a pesar de haber hecho historia, la vida y el estilo de Jerry Thomas son igual de interesantes.

UNA VIDA EN MOVIMIENTO

Nacido en un pequeño pueblo del estado de Nueva York, se mudó muy joven a Connecticut donde trabajó en un bar.

Pero la experiencia no duró mucho.

A los 18 años partió para Cuba y, a su regreso a los Estados Unidos, la «fiebre del oro» lo fascinó y lo llevó a California.

Aquí, además de buscar oro escondido, también se dedicó a trabajar en bares y organizar Minstrel Shows (espectáculos de humor de la época, generalmente llenos de estereotipos racistas).

Esta experiencia tampoco duró demasiado.

Poco después, de hecho, trabajó en Saint Louis, luego en Chicago, San Francisco, Charleston y Nueva Orleans.

Cuenta la leyenda que en este período se destaca por sus altas ganancias, el uso de diamantes como complemento de su uniforme, llamativos guantes, relojes de oro y por el arte de ser un “malabarista” con sus herramientas de trabajo.

El calendario de sus giras por México y Europa sigue sin estar claro, armado con su preciado set de coctelería de plata.

En cambio, parece probable que a partir de 1850 abriera su primer bar en Nueva York y luego, tras haber trabajado como jefe de barman en el Metropolitan Hotel, hacia 1860, abriera otro en Broadway, que acabó en New York Illustrated por la resonancia del evento y la espectacular decoración del bar.

Habiendo concluido esta experiencia, parece que Thomas abrió (una vez más con su hermano Geroge) otro bar alrededor de 1868, al sur de Madison Square.

Aquí alberga obras del ilustrador Thomas Nast y caricaturas de figuras políticas y teatrales.

Thomas ciertamente hace que se hable mucho de él, incluso en los periódicos.

Colecciona arte, viaja, boxea, invierte, pierde, gana.

En 1867 se casó para luego tener dos hijos.

Después de varias dificultades y cambios, de una galería de arte a una sala de juegos, en 1876 los dos hermanos venden el bar.

Los intentos empresariales posteriores tampoco tienen mucho éxito y Thomas muere de un problema cardiovascular.

En ese momento trabaja para el Hotel Brighton.

Lejos del éxito.

¿PORQUÉ TE CONTAMOS SU VIDA?

Porque tenemos esa idea distorsionada del éxito como algo que llega, dura y nos da todo lo que queremos.

Porque tenemos esta idea distorsionada de que si tienes éxito, eres alguien, de lo contrario no lo eres.

Porque tenemos esta idea distorsionada de una vida segura y sin riesgos con nuestras etiquetas y nuestro camino lineal.

Porque no comprendemos que las grandes cosas siempre nacen de corazones inquietos, corazones que luchan, sufren y muchas veces pierden.

Pero dejan su huella para siempre.

 

Emmanuel Raffaele Maraziti

¡Comparte este post!

Post a Comment

Lunes de 18:30h a 02:30h

Martes a Sábado 13:00h a 02:30h

Domingo de 12:30h a 02:30h